Pisar la tierra, encontrar tu barrio

Este artículo es de nuestra amiga, vecina y hortelana Clara Morales.

Yo he vivido muchos años en el barrio y lo he pisado poco, salía a coger el metro para ir al centro de la ciudad y volvía siempre por el mismo camino, en el día a día del trabajo y del tiempo libre, en la vorágine del sistema.

La huerta se convierte en un punto nodal de encuentro e intercambio entre vecinos y vecinas que me ha permitido conocer mejor el barrio, sus rincones y su historia, conocer otros colectivos, hacer tejido y vida de barrio. Participar en común en diversos proyectos de bricolaje, jardinería, culturales y artísticos.

Tocar la tierra. Recupera el contacto, gana en sensibilidad.Trabajar con las manos da un aprendizaje que te hace sentir competente en la tarea: hacer jabones, un taburete, una mesa, un insecticida natural, arreglar la pérgola, el escenario, las gradas, un hotel de insectos. Ya no se reduce al consumo, falta algo y lo compras, es más fácil y más rápido. No, activamente lo arreglas, construyes y reciclas tomando conciencia del proceso que requieren las cosas, da una medida del tiempo en este mundo donde se ha perdido la dimensión temporal y todo queda engullido por el consumo y reducido a la mercancía desechable y reemplazable.

Que no, que aquí no, en la huerta aprendes o vuelves a aprender la medida de las cosas y su valor. Siembras, brota, crece, sale un incipiente capullo y de la flor un fruto. Si, donde hay flor nace el fruto que ya se nos olvida el orden natural. La rutina pausada de la naturaleza de pronto retorna para asombrarnos, es increíble, pasmada exclamo: ¡un pimiento!

Si, no viene dado y no queda invisibilizado por el (de momento) fácil y desmedido acceso al producto en forma de bandeja de pimientos que encuentras en el supermercado.

En la huerta existe el tiempo que requieren las cosas, los procesos tanto físicos como humanos, que construyen vínculos acogedores, cobijo que nos da un poquito de realidad, nada es de nadie y nos apropiamos del espacio para hacerlo nuestro y compartirlo, es un lugar de expresión, amable, donde cada palabra tiene su voz y cada silencio su ausencia, da sentido a una vida en comunidad en la que todos caben.

2016: del primer compost al taller navideño

¡Hola-hola! La huerta cumple años y nosotras nos hemos puesto a hacer memoria. Porque casi que nuestra huerta podría escribir sus memorias, ¿a que mola la idea? ¿¿qué huerta tiene sus propias memorias?? jajaja

Ya hemos repasado lo que nos pasó desde 2013 hasta 2015. ¿Y en 2016 qué? Pues en enero tuvimos nuestro primer y flamante compost. (¡Sí, hasta eso lo tenemos apuntado!) También hubo taller infantil en febrero.

No faltó la fiesta de la primavera. En julio, participamos en la intervención con Boamistura en el muro que hay frente a la huerta. En octubre tuvimos el acto de Educáfrica y ya en diciembre un taller navideño.

Un año redondo, ¿no?

¡Podcast! Las niñas y los niños de las flores

¿Sabes que en la huerta cada verano hay un campamento infantil? Lo organizan las vecinas-amigas-hortelanas-emprendedoras de Te estoy poniendo verde. Pues sí, por las mañanas, la huerta se llena de niñas y niños aprendiendo… ¡y ahora también enseñando!

Ya puedes aprender un montón de la huerta (y de paso reírte un huevo) con el podcast infantil.

Tiene episodios cortitos (entre 2 y 8 minutos) sobre un montón de cosas: las bombas de flores, cómo diferencias las tomates y las manzanas (¡un temazo!) o cotilleos sobre abejas.

Os recomendamos especialmente el capítulo de los hoteles de insectos. En él, cuentan de forma muy original, quiénes son los habitantes de los hoteles de insectos que tenemos en la huerta y cómo pagan el alojamiento!!

Sígueles:

¡Nuevos audio cuentos! Cosecha de junio de 2022

¡Las «Vecinas que leen» lo han vuelto a hacer!

Tenemos nuevos audio cuentos, poemas y relatos disponibles gratis y majos, leídos con las voces de 3 de nuestras hortelanas.

«Vecinas que leen» es algo muy sencillo: un grupo de 3 vecinas que se leen cuentos mutuamente.

Cada mes, los recopilan y comparten con el mundo mundial.

Enlaces

Escucha aquí los cuentos de junio:

https://archive.org/details/junio-2022-vecinas-que-leen

Y aquí todo lo demás:

https://archive.org/details/@tetuaneras

Vecinas que leen. Junio 2022

Beneficios de las huertas urbanas

Las huertas urbanas pueden tener muchas ventajas, más allá de las más obvias.
Te contamos algunos de los que se nos ocurren.

Ecológicos

  • Hay una zona verde más en la ciudad.
  • Hacemos compost.
  • Aprendemos sobre ecología.
  • Cuidamos el entorno.
  • Reciclamos.
  • Promovemos movilidad sostenible, una actividad de cercanía.
  • Recuperamos la tierra.

Sociales

  • Conocemos a más vecinas y vecinos.
  • Luchamos contra la soledad.
  • Nos apoyamos mutuamente.
  • Conocemos más recursos del barrio.
  • Mejoramos el barrio.
  • Recuperamos tradiciones y patrimonio.

Culturales

  • La usamos para actos culturales: cine, conciertos, charlas…
  • Creamos nuevas iniciativas vecinales.
  • Es un espacio para la creatividad.
  • Llevamos la cultura hortelana a casa, al cole o al trabajo: allí también tenemos plantas.

Salud

  • Hacemos ejercicio.
  • Comemos alimentos más saludables.
  • Pasamos tiempo saludable y de calidad al aire libre.
  • Es relajante, genial para cuidar la salud mental.

Diversidad

  • Conoces a hortelanas y hortelanos con diferente edad, (dis)capacidad u origen. ¡Desde México a Taiwán!
  • Convives con muchas personas.
  • Fomentamos y protegemos no solo la diversidad humana: también la animal y la vegetal. Por ejemplo: tenemos más insectos y aves.

Educativos

  • Aprendemos y nos enseñamos mutuamente sobre ecología, jardinería, bricolaje, biodiversidad o historia del barrio.
  • Aprendemos peques y mayores.
  • Practicamos lo que aprendemos.
  • Creamos una escuela de participación.

Descarga

Si quieres, puedes descargar la infografía en PDF:

La Huerta de Tetuán: un espacio de creatividad, activismo y celebración

Hoy compartimos este artículo que ha escrito nuestra amiga, hortelana y vecina Flor.

compostera

Tetuán es un barrio de Madrid, en medio de edificios y asfalto. En 2013, el Ayuntamiento de Madrid puso en marcha el proyecto Paisajes Tetuán. Este logró transformar un solar abandonado, lleno de coches y basura, en una huerta urbana como parte de un proyecto más amplio de intervención artística. A los pocos días, las vecinas y los vecinos lideraron el proyecto.

Han pasado casi 10 años y La Huerta de Tetuán se ha convertido en un espacio de creatividad, activismo y celebración. Las plantas son una excusa perfecta para conocernos, cuidarnos y mejorar el barrio de Tetuán.

Entre las actividades que realizamos están las típicas actividades hortelanas: semillar, plantar , regar, quitar malas hierbas, compostar restos vegetales que traemos de nuestras casas…

También hacemos tareas de bricolaje que nos sirven para construir y/o reparar estructuras que hemos ido haciendo: caseta para las herramientas, mesas, hacemos compost, pérgolas para hacer sombra…

Pero no nos olvidamos de programar actividades sociales y culturales: conciertos, teatro, cine, celebraciones (día del libro, fiesta de la primavera…), mercadillos de artesanía local…

La huerta es un espacio comunitario abierto a todas las personas que quieran venir, participar, proponer… Tememos tareas habituales que se realizan los martes y jueves por la tarde y a veces organizamos jornadas de trabajo para abordar algún proyecto concreto. Las decisiones importantes se toman en asamblea. Nos ponemos de acuerdo para planificar que plantar en cada temporada y como repartir la cosecha. Las vecinas y vecinos de confianza disponen de llave para abrir. Para comunicarnos tenemos un grupo de WhatsApp.

Con este “dibu” en el grupo de WhatsApp comunicamos cuando la huerta está abierta.

Es importante saber:
✔ que para participar no es necesario tener conocimientos de horticultura. Nos enseñamos y aprendemos juntos.
✔ que se organizan actividades para todas las edades: mayores, niñas y niños, personas con discapacidad…
✔ que no hace falta trabajar. Simplemente se puede venir a visitarnos, leer o charlar.

Proyectos destacados

La Huerta de Tetuán también colabora con otros colectivos en proyectos y cede el espacio para que puedan reunirse y realizar actividades. Algunos de los colectivos con los que se vienen realizando colaboraciones son: Fundación Balia por la infancia, Feminismos Tetuán, El espacio Bellas Vistas, Colegio Juan Ramón Jimenez, Colegio Padre Piquer, CEAR-Equipos distritales…

Hay tres proyectos que se han realizado en estos últimos meses:

2020-2021: A final del verano se puso en marcha un proyecto literario colaborativo en el que participaron muchos vecinos y vecinas aportando poemas que hablaban de sentimientos, espacios, estaciones, cultivos, actividades…
Con todo el material enviado se realizo el documental “Si la Tierra hablara”. La grabación se fue realizando a lo largo del curso 2020-2021 y en él participaron todas las personas que quisieron, bien enviado sus poemas, leyendo el poema escrito por otra persona o expresándose de forma espontánea el día de la grabación.
En el vídeo también intervienen un grupo de niñas y niños que ponen en escena la vida de la huerta y los procesos que ocurren en ella de forma natural.
La música del vídeo también forma parte del proyecto. Un hortelano pone música a su poema que pasará a ser desde entonces el Himno de la huerta de Tetuán. El documental se proyectó en la fiesta final del proyecto a finales del verano de 2021.

2021-2022: Si la Tierra hablara se completó con una publicación del mismo nombre. En ella se recogen los poemas, las reflexiones y fotografías enviadas por los hortelanos y hortelanas. Las fotografías son imágenes recogidas en la huerta en diferentes momentos y van acompañadas de un breve comentario que las explica y complementa.
La importancia del proyecto está en el interés, implicación y número de personas que han participado en él. Un proyecto en el que el arte y la cultura han tenido mucho que decir.

2022: “Vecinas que leen” lo forman un grupo de 3 hortelanas que graban cuentos y poemas en audio. A partir de mensajes de voz estas vecinas de Tetuán nos llenan de historias, y es que la literatura nos regala grandes aventuras. Escucha y comparte estos audios Para mas información podéis consultar nuestra nuestra web y/o seguirnos en Facebook, Instagram y Youtube